¿Qué es el FAPAS?


Fondo para la Protección de los Animales Salvajes

Logo FAPAS inicio

Logotipo del FAPAS en 1982

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) es una asociación sin ánimo de lucro, con sede en el norte de España. Su ámbito de actuación es nacional, y su propósito es la conservación de la naturaleza.


Nuestros comienzos

El FAPAS surge en el año 1982, cuando un grupo de amigos comienza a trabajar para proteger la escasa población de buitres que todavía sobrevivía en los Picos de Europa, alcanzando ese mismo año, un mínimo histórico de 8 parejas.

FAPAS primera acción

Nuestra primera acción: la puesta en marcha un servicio de recogida de reses muertas en los alrededores de la sierra del Cuera (Llanes), y la creación de un muladar que funcionó durante mucho tiempo, como comedero para muchas aves del norte de España.

Como ya os podéis imaginar, esta iniciativa suponía un gran esfuerzo económico, por lo que decidimos pedir ayuda, a otros amantes de la naturaleza, través de revistas como “Quercus” o “Natura”. Por suerte, la respuesta no se hizo esperar: en apenas una semana dos mil amigos de todos los rincones de España contestaban a nuestra solicitud; y así, sin proponérnoslo, nació el FAPAS como asociación.

Presentación de FAPAS en Acción

Nuestro centro de operaciones desde 2008 es un vivero forestal ubicado en Asturias, en el concejo de Santo Adriano, en el mismo corazón de los valles del oso.

Con el tiempo el FAPAS se ha convertido en una Organización de prestigio con más de 30 años de andadura, y sus objetivos siguen siendo el estudio y la conservación de la Biodiversidad a través de las especies más representativas de los ecosistemas cantábricos.

Actualmente, FAPAS posee socios y colaboradores repartidos por toda Europa que financian sus trabajos de conservación, ejecutados profesionalmente por un equipo multidisciplinar, con la ayuda de voluntarios y estudiantes en prácticas que participan en los diferentes proyectos.


FAPAS, respuesta inmediata

Independencia económica, soluciones prácticas y sensibilización social siguen siendo hoy en día nuestros “caballos de batalla".
Osos, abejas o águilas pescadoras son algunos de los beneficiarios de nuestros proyectos; se trata de iniciativas prácticas y novedosas, basadas en un amplio conocimiento del medio, y de las especies de fauna con las que se trabaja.

Instalando una colmena experimental resistente a los ataques del oso pardo.
Oso intentando acceder a la parte viva de la colmena para alimentarse